Aventurate a romper paradigmas, y a encontrarte contigo mismo.

  /    /  7 MOTIVOS PARA HACER TREKKING

7 MOTIVOS PARA HACER TREKKING

  1. HACER DEPORTE SIEMPRE ES BENEFICIOSO

Como todo el mundo sabe, hacer deporte siempre es bueno porque quemas grasas, ganas forma y es beneficioso para el sistema cardiovascular, si andar es bueno, hacer trekking, aunque es otra forma de pasear, es mucho mejor que una caminata al uso. Cuanta más pendiente, muchas más kcal se quemarán.

  1. ESTAR EN CONTACTO CON LA NATURALEZA

Si te gusta la naturaleza, no dudes que el senderismo es la actividad perfecta para ti. Te sorprenderá la vida natural que puede haber a muy poca distancia de tu pueblo o ciudad (si tienes montañas cerca claro). Verás frondosa vegetación que te hará olvidar por un momento el bullicio y el gris cemento de la ciudad, respirarás aire puro sin la contaminación de las industrias y los tubos de escape, si prestas la suficiente atención seguro que escuchas el alegre cantar de un pájaro y, con suerte, puede que veas algún animal de la zona.

  1. DESCUBRIR NUEVOS RINCONES

Cada ruta, cada montaña y cada senda son mundos diferentes. Descubre los maravillosos rincones alejados de la vista de la mayoría, ese claro en medio del bosque, esa peña solitaria a la que no dudarás en subir para tomarte una foto. Ese pequeño estanque con aguas cristalina que con algo de suerte tiene peces. A cada nueva excursión descubrirás bellos paisajes. Incluso repitiendo ruta, te percatarás de cosas que antes no habías visto o explorarás nuevos rincones y caminos que te llevaran a nuevos y maravillosos sitios.

  1. ES UNA ACTIVIDAD NO COMPETITIVA

A parte de ser un deporte con todos los beneficios que ello implica. Aquí no hay competición, más bien todo lo contrario, prima el compañerismo. El que menos en forma está o tiene las piernas más cortas hará un pequeño esfuerzo para no quedarse rezagado y los más patilargos e impetuosos atarán un poco los caballos para que nadie se quede rezagado. Hacer senderismo es una buena forma de pasar un buen rato con los amigos y/o familia, hablar distendidamente y estrechar lazos con nuestros seres queridos.

  1. PRACTICANDO SENDERISMO ENTABLARAS NUEVAS AMISTADES

Como he dicho antes, con el trekking fortaleces las relaciones con los tuyos. Pero no solo eso, también tienes la posibilidad de hacer nuevas relaciones con otros senderistas que te cruces durante tu travesía o que coincidas con ellos en el o los descansos que harás durante el camino. Si eres una persona extrovertida sin duda en muchas ocasiones en las que práctiques senderismo entablarás nuevas amistades con otros amantes de la naturaleza como tú, aprovecha para conocer sus rutas favoritas y apuntártelas para recorrerlas en el futuro.

  1. ES BARATO

Quizá si empiezas a hacer senderismo y no dispones de la ropa y complementos imprescindibles, la inversión inicial puede ser algo alta, sobre todo si empiezas en invierno y con frío, ya que a parte de lo esencial necesitarás una braga para el cuello, una chaqueta con cortavientos y puede que más extras. Pero una vez hecha la inversión inicial, tal vez el gasto más grande que debas hacer sea la gasolina para ir al punto de partida de la excursión que quieras hacer ya que si compras ropa y calzado hechos específicamente para el deporte al aire libre, son de material muy duradero.

  1. EL MERECIDO PREMIO AL LLEGAR A LA META

La última de las siete razones para practicar trekking, es tener una vista privilegiada de todo el panorama natural, encontrarse con inmensas lagunas, grandes cataratas, pueblos jámas visitados, hermosas cumbres nevadas y haber logrado tu objetivo, quedarán grabados en tu mente como experiencias únicas.

* Si ya eres un capo en el trekking, sigue avanzando porque la ruta de un trekkero nunca tiene un final, siempre habrá caminos por descubrir. Pero si eres de las personas que quiere empezar nuevas experiencias, este es un gran inicio, rompe tu rutina, lo común, lo simple y atrévete a descubrir las maravillas que el mundo exterior te ofrece. Una Vez Trekkers por siempre trekkers. ¡Nos vemos en la Montaña!